PADRES

 

¡Padres está en nuestras manos el trabajar juntos y hacer de las instalaciones acuáticas un lugar divertido y seguro para todos!

Animen a la administración a instalar una pizarra con el Compromiso Comunitario SwimSafe4Life y a obtener la certificación SwimSafe4Life para demostrar a los usuarios que la seguridad es su prioridad.

Es crítico que existan múltiples niveles de seguridad para asegurar que ustedes y sus seres queridos estén a salvo dentro y alrededor del agua.

Padres, ustedes son el primer nivel de seguridad:

  • Las clases de natación y pasar tiempo en la alberca fomentan las prácticas seguras dentro y fuera del agua. Las clases de natación no sólo enseñan a los niños a nadar sino que les enseñan las prácticas seguras dentro y alrededor del agua; ambos son conocimiento y destrezas críticas en Estados Unidos y en todo el mundo. Es importante resaltar que las clases de natación no garantizan que no ocurrirá un ahogamiento.
  • Cualquier persona puede meterse en problemas en el agua y ahogarse, incluyendo nadadores buenos y experimentados.
  • Los salvavidas no son niñeros. Respete las reglas de la instalación y la edad mínima a la que los niños pueden estar en la alberca sin supervisión de los padres.
  • Aun y cuando su hijo cumpla con la edad mínima establecida por la instalación acuática para estar solo dentro de la alberca, se recomienda que lo haga acompañado de otra persona.
  • Si su hijo no sabe nadar o no es un buen nadador usted debe estar dentro de la alberca lo suficientemente cerca para sacarlo del agua sin tener que moverse.
  • ¡Los chalecos salvavidas aprobados por la Guardia Costera de los Estados Unidos no remplazan la supervisión de un adulto! Su hijo puede desabrochar la hebilla, jalar un cordón o aflojarse el chaleco sin que usted se dé cuenta.
  • Padres, sean proactivos.

Padres, si ustedes ven cualquier cosa que ponga en riesgo la vida de alguien:

  • Envíen un correo electrónico al director de actividades acuáticas, con copia a otro miembro del equipo administrativo ese mismo día donde describa la situación. Hagan esto sin importar si la situación se resolvió favorablemente.
  • Es de suma importancia que el director de actividades acuáticas reciba la información para que pueda identificar y monitorear patrones de comportamiento peligrosos de los empleados.
  • Esta información es de vital importancia para crear y mantener un nivel de profesionalismo adecuado del personal y una instalación acuática segura.
  • Incluyan en su correo electrónico la fecha, hora y nombres pertinentes, tales como el del supervisor con el que hablaron y las medidas correctivas que se tomaron; también incluyan la descripción de lo que se presenció y cualquier otro detalle que consideren importante.
  • Si es posible, tomen fotos o video e inclúyanlos en el correo electrónico. Un correo electrónico con una foto o video puede ser lo único que se necesite para mejorar la seguridad de la instalación acuática.

INVIERTAN EL TIEMPO NECESARIO PARA REPORTAR CUALQUIER ANORMALIDAD
LA INFORMACIÓN QUE USTEDES PROVEAN PUEDE SALVAR UNA VIDA

Varios estudios han comprobado que muchos padres sobreestiman la destreza de sus hijos
para nadar. La realidad es que solo personal capacitado en seguridad acuática puede evaluar la destreza de un nadador.

El recuento personal de una madre; la historia de Kathleen Pluchinsky:

A veces como padres nos ponemos a la defensiva cuando un salvavidas le llama la atención a nuestros hijos o a nosotros mismos. Al menos sé que yo lo he hecho.

En el Compromiso Ciudadano Swim Safe 4 Life es requisito indispensable que la instalación provea chalecos salvavidas aprobados por la Guardia Costera de Estados Unidos en buena condición y disponibles en tallas para todos los clientes. (Los chalecos salvavidas son conocidos como PFDs por sus siglas en inglés) Cuando doy presentaciones a grupos de instalaciones acuáticas siempre enfatizo que es SU alberca y que ellos son los responsables de la seguridad de cada persona que se encuentra en ella. También insisto en que les pidan a los padres de familia que les pongan a sus hijos únicamente los chalecos salvavidas aprobados y ningún otro tipo de flotadores; si no lo hacen queda a su discreción el moverlos a la parte baja de la alberca. Inmediatamente les recuerdo a los supervisores que es su deber el intervenir en caso de ser necesario.

leer más

El personal acuático debe estar a cargo de la alberca en todo momento. No hay excepciones a esta regla.

Los salvavidas están ahí para evitar y prevenir lastimaduras, emergencias y ahogamientos.

Hagan de la seguridad en la alberca una prioridad:

  • Los salvavidas no son niñeras. Respeten las reglas de la instalación acuática y respeten la edad mínima a la que un niño puede nadar sin la supervisión de un adulto.
  • Inculquen a sus hijos que deben seguir las reglas en todas las áreas de la instalación acuática.
  • Asegúrense que sus hijos entiendan que nunca deben hablar, distraer o interferir con el salvavidas en turno.
  • Expliquen a sus hijos que deben dirigirse al supervisor en turno si tienen algún comentario o duda.
  • Enseñen a sus hijos a no fingir que necesitan ayuda.
  • No permitan que sus hijos participen en juegos que puedan distraer al salvavidas en turno.

Al prestar atención a estos detalles, ustedes mandarán un mensaje claro de cuánto valoran la seguridad en la alberca.

Aprendan a reconocer las señales de estrés acuático y de una víctima que se está ahogando.

Cualquier persona cerca de la alberca que vea las señales de ahogamiento o estrés acuático puede y debe intervenir y notificar al personal acuático y/o a las autoridades.

Señales de estrés acuático

  • Puede agitar los brazos para pedir ayuda.
  • Puede hablar para pedir ayuda.

Señales de ahogamiento:

  • Brazos extendidos lateralmente y los mueve ejerciendo presión en la superficie del agua.
  • No puede pedir ayuda con movimientos de los brazos
  • No puede hablar porque se está asfixiando.
  • La cabeza está casi dentro del agua y la boca está a nivel de la superficie.
  • La cabeza inclinada hacia atrás con la boca abierta.
  • Los ojos vidriosos y vacíos que no pueden enfocar.
  • Los ojos abiertos y pánico en la cara.
  • Tratar de nadar en una dirección determinada, pero sin lograr avanzar.
  • Posición vertical en el agua.
  • Algunos niños están en posición vertical y alternan el movimiento de manos y piernas como si estuviesen subiendo una escalera.

Las víctimas solo pueden luchar en la superficie del agua de 20 a 60 segundos antes de que se sumerjan.

Etapas del ahogamiento

  • Asombro o estrés acuático.
  • Hiperventilación o jadeo.
  • Hundimiento.
  • Aspiración de agua seguida de un paro respiratorio.
  • Paro cardiaco.
  • Pérdida de conocimiento.
  • Muerte, varios grados de daño cerebral permanente o recuperación absoluta.

La persona promedio puede aguantar la respiración durante 25 segundos aproximadamente.

Existen muchos videos reales de personas en estrés acuático o ahogamiento. ¡Búsquenlos y véanlos! Uno de esos videos puede comprarse aquí.

Evalúen la instalación acuática

Busquen la pizarra de Swim Safe 4 Life Community Commitment (Comunidad Comprometida a nadar seguros de por vida) y el certificado Swim Safe 4 Life.

A su llegada:

  • Identifiquen los letreros. ¿Son altamente visibles y en un área que puede ser vista por todos? ¿Son legibles o están descoloridos y viejos?
  • Localicen el equipo de emergencia – el teléfono de emergencia del 9-1-1, el desfibrilador (AED), tubos o varas de rescate, un anillo flotador atado a una cuerda, un gancho de rescate, una tabla, etc.- ¿Están a la vista y accesibles? Es preferible que se tenga acceso inmediato a ellos.
  • Cerciórense de que se cumpla con la legislación de Virginia Graeme Baker Pool and Spa Safety (VGBA)
  • Señalen los puestos de los salvavidas y recuérdenle a sus hijos que el salvavidas está a cargo de la alberca y que deben de obedecer sus órdenes.
  • Comuniquen a sus hijos cuáles áreas dentro de la instalación acuática no tienen permiso de acceder.
  • Diríjanse al letrero con las reglas de la alberca y repásenlo con sus hijos. Hagan lo mismo con otras fuentes de información.
  • Localicen los baños, fuentes, toallas, etc. y señálenselos a sus hijos.
  • Busquen los chalecos salvavidas aprobados por la Guardia Costera de Estados Unidos.
  • Asegúrense de que el centro acuático requiera pañales para alberca.

Para obtener información detallada sobre cómo evaluar los reglamentos y procedimientos de una instalación o centro acuático vaya a:

http://www.swimsafe4life.com/pool-director/ (Director Acuático)

http://www.swimsafe4life.com/aquatic-team-leader/ (Supervisor Acuático)

Vaya a la página del departamento de Servicios para la Familia y de Protección de su entidad federativa.

Campamentos con alberca

Antes de enviar a sus hijos a un campamento donde habrá actividades acuáticas, revisen las siguientes directrices para asegurarse de que es un lugar seguro y bien manejado.

Hablen con el director del campamento y asegúrense de que todos los consejeros hayan recibido capacitación durante el desempeño de su trabajo en seguridad acuática que incluya:

  • Primeros auxilios, RPC y uso de desfibriladores.
  • Señales de estrés acuático en un nadador.
  • Señales de ahogamiento.
  • Etapas de ahogamiento.

Verifiquen que los consejeros estén obligados a lo siguiente:

  • Repasar con cada campista las reglas de todas las áreas en la instalación acuática, incluyendo equipamientos tales como toboganes, trampolines, áreas acordonadas, etc.
  • Comunicar a todos los campistas el procedimiento para ir al baño. Este procedimiento debe ser establecido por el director del campamento.
  • El personal acuático debe evaluar la destreza de natación de cada uno de los campistas. El campista que no pase este examen:
    • Participará en actividades no acuáticas.
    • Se le asignará un consejero, quien permanecerá con el campista en el chapoteadero.
    • Utilizará el chaleco salvavidas aprobado por la Guardia Costera de Estados Unidos en todo momento mientras se encuentre dentro o alrededor del agua.
  • Los consejeros únicamente deben interactuar con los campistas en su grupo y con el supervisor del campamento.
  • Debe de seguir un protocolo estricto de entrega de niños a los padres. Por cuestiones de seguridad, el centro acuático debe de tener reglas por escrito sobre la interacción de los padres con sus hijos mientras están en el campamento. Por ejemplo, un padre debe obtener la aprobación por escrito del supervisor del campamento para interactuar con su hijo. Con el afán de asegurar que el campista esté supervisado a todo momento, queda a discreción del supervisor del campamento el transferir el cuidado del niño del consejero al padre. El protocolo trabaja a la inversa cuando el niño regresa al campamento.
  • Muchas instalaciones prohíben la interacción de los padres con los hijos durante la hora de nadar. Este es el principio que respalda SwimSafe4Life.

Confirmen que los campistas recibirán un tour de la instalación acuática antes de entrar al agua:

  • Señalen cualquier área que está fuera de límites para los campistas.
  • Identifiquen al personal acuático.
  • Señalen donde se encuentra el puesto del salvavidas y enfaticen a los campistas que sólo deben interactuar con él en caso de emergencia.
  • Indiquen que pueden dirigir sus preguntas a los salvavidas que no están en servicio y señalen donde pueden encontrarlos.
  • Señalen la profundidad de la alberca en todas las áreas.
  • Divulguen donde hay cambios graduales y abruptos de profundidad dentro de la alberca.
  • Enseñe las áreas que tienen cuerdas, resbaladillas y tablas divisorias.
  • Repasen el número de emergencia, generalmente 9-1-1.
  • Señalen cualquier equipamiento específico de la instalación acuática (rio lento, juegos acuáticos, cascadas artificiales, etc.)
  • Señale cuales baños serán utilizados por los campistas siempre y cuando estén acompañados del personal del campamento.

Verifiquen que el salvavidas aplique todas las reglas consistentemente y por igual a usuarios, consejeros y campistas, sin importar su edad o su estatus.

Asegúrense de que antes del comienzo del campamento se lleve a cabo una reunión mandatoria donde participen el director acuático, el personal acuático, el director del campamento y el personal del campamento.

  • La ausencia de los padres convierte a los consejeros en el primer nivel de seguridad para los campistas.
  • Los campistas deben ser evaluados diariamente (una enfermedad o cansancio influencian la habilidad para nadar en un determinado día)
  • Es fácil identificar a los campistas de otros niños en el agua.
  • Los salvavidas están al pendiente de la alberca en todo momento.
  • Los salvavidas observan a los consejeros como a cualquier otro usuario.
  • Los consejeros siguen las instrucciones del personal acuático.
  • Todo el personal, incluyendo el del campamento y el acuático, deben seguir las reglas de la alberca de manera consistente.
  • Existe una distinción clara entre el papel de un consejero y el de un salvavidas, y es entendida por todos.
  • El tiempo de los campistas en la alberca no es un recreo para los consejeros.
  • Los consejeros tienen un grupo específico de campistas asignado.

El director del campamento debe llevar un registro de asistencia y entrenamiento de cada consejero y debe entrenar personalmente a aquel que no haya participado en los entrenamientos.

Asegúrense de que el director del campamento esté obligado a reportar la siguiente información al director de la instalación acuática:

  • Itinerario del día para el campamento que incluya en detalle todas las actividades a realizarse antes de nadar. Dependiendo de dichas actividades, el director de la instalación acuática puede cancelar el uso de la alberca. Queda a discreción del director el determinar si las actividades del día ponen en riesgo a los campistas en la alberca.
  • El itinerario diario debe incluir el nombre del consejero de cada grupo.
  • Un itinerario diario que detalle el número de consejeros y campistas en cada grupo.
  • Una lista detallada de los campistas, incluyendo edad, grupo y género.
  • El procedimiento del director del campo para registrar y verificar el examen de natación de cada campista.
  • Cualquier cambio en el itinerario de uso de la alberca. Estos cambios deben ser pre aprobados e indicados por el personal de la instalación acuática.

Asegúrense de que el director de la instalación acuática provea la siguiente información al director del campamento:

  • Copias actualizadas de los certificados de Salvavidas, primeros auxilios, RCP (Respiración Cardiopulmonar) y uso de desfibriladores de todo el personal, así como su reporte de entrenamiento. (vea lista arriba)
  • Un documento en el que se estipule que el director acuático es el único responsable del itinerario de los salvavidas y consejeros.
  • Un documento donde quede por escrito que cualquier sustitución de salvavidas o consejero debe ser aprobada por el director. Una sustitución solo será aprobada si el remplazo tiene la misma o mayor certificación.
  • La lista del personal acuático calificado y aprobado para evaluar la destreza de natación de los campistas. La lista debe ser aprobada por el director acuático.

A SwimSafe4Life Community Commitment Board with a SwimSafe4Life Certificate displayed at an aquatic facility demonstrates training, supervision, and safety are prioritized at the facility!


What to know before your child visits a swim facility
Click here to download the flyer NoP_PDF_downlaod


Website Terms & Conditions of Use

By using the pages in this website, you agree to these terms and conditions. Please read these Terms & Conditions of Use carefully before using John’s Helping Hand website. If you do not agree, you should not use this website. These terms and conditions may be changed or updated from time to time.

Restrictions and Limitations of Liability
John’s Helping Hand and the Pluchinskys will not be liable for any damages or injury caused by, including but not limited to, any failure of performance, error, omission, interruption, defect, delay in operation of transmission, computer virus, or line failure.

read more